La pandemia y los negocios

Tenemos conocimiento de que los últimos 2 años fueron de extremos desafíos, no solamente en los negocios, sino también en nuestras vidas. Durante toda nuestra existencia hemos desarrollado herramientas y soluciones para tener una vida más cómoda, ágil y con incremento de calidad y seguridad.

Parte de este desarrollo es disponer de soluciones para todos, lo que nos llevó a crear una cadena de suministros de materiales a nivel mundial. Las empresas trabajan en todo momento buscando tecnologías mas eficientes y competitivas, sin importar el lugar donde estén ubicadas. La evolución de este modelo de negocio generó una infraestructura logística que conecta el mundo con sus puertos, aeropuertos y fronteras terrestres, dando como resultado que gran parte de los países puedan tener acceso a todos los productos.

A esto se le suma el incremento de velocidad de las comunicaciones y su bajo costo, lo que nos permite tener una sociedad rápida en cuanto a información y toma de decisiones.

¿Qué pasa cuando tenemos una disrupción en este modelo?

Con la pandemia que se oficializó en 2020 tuvimos una serie de efectos que afectaron las cadenas de materiales de todos los negocios del mundo, disminuyó la mano de obra y las empresas tuvieron que hacer inversiones en medidas sanitarias, se incrementaron las entregas directas y junto a ello, la demanda, especialmente en sectores esenciales como de energía.

Este incremento de demanda no fue seguido por un incremento de infraestructura en la logística del transporte, debido a esto, hoy tenemos un mundo logístico lleno de cuellos de botellas en todos sus niveles. Esto afecta la economía de los países, los negocios reducen su fluidez, volviéndose más volátiles y perjudicando el tipo de cambio.

¿Qué ha pasado con las materias primas?

Hablando de los materiales esenciales en el sector eléctrico, hemos tenido incrementos de precios y plazos de entregas en todos los ítems críticos desde que empezó la pandemia, como acero (+201%), aluminio y cobre (+55%), resinas (+90%) y silicona (+350%).

A los servicios esenciales se suma la mano de obra, costos de embalaje y flete, que han sufrido con la inflación de los países. El flete marítimo ha aumentado en más de 400% en muchos servicios y no hay perspectivas de que vaya a disminuir en el corto plazo.

Otra consecuencia negativa de toda esta situación fue el retraso de entregas, partiendo por la demora en extracción de materias primas hasta la baja disponibilidad de transporte.

Aunque grandes empresas realicen fuertes inversiones en producción y en stocks estratégicos, existen dificultades reales de mover materiales, pues hay cuellos de botellas desde el transporte domestico hasta el marítimo, en especial por la falta de personal y por la escasa preparación de la industria logística frente a este incremento de demanda. Con esto, los plazos de entrega cambian, en especial en los puertos.

Hoy vivimos un momento en que muchos negocios están en constante evaluación. ¿Como podemos atender a nuestros clientes con eficiencia? ¿Qué podemos hacer? En un sector tan sensible como el eléctrico, donde una falla puede tener altos costos ¡disponibilidad de recursos es la gran diferencia!

¿Cómo disponer de recursos en una situación como esta?

Hubbell Power Systems ha trabajado de manera muy fuerte junto a sus distribuidores para que stocks estratégicos con precios especiales estén disponibles en sus países. Sugerimos fuertemente que contacte a nuestros canales comerciales, pues existe una gran oportunidad ahora de tener productos de calidad mundial a su disposición.

Las predicciones del mercado mundial y fletes para 2022 son de alzas y vamos a tener cambios muy profundos en la logística, por esto, quien aproveche estas oportunidades no solo va a conseguir hacer mejores negocios, también va incrementar su posición en el mercado.

 

Saludos y buenos negocios a todos.

 

Flávio Izzo
Territory Manager, Southern Cone
Hubbell Power Systems

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.